¡Importancia de Circuito Cerrado!

El Circuito cerrado de televisión, es una tecnología de vídeo vigilancia visual diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades. Estos sistemas incluyen visión nocturna, operaciones asistidas por computadoras y detección de movimiento, que facilita al  ponerse en estado de alerta cuando algo se mueve delante del sistema de las cámaras. La claridad de las imágenes puede ser excelente, se puede transformar de niveles oscuros a claros... Todas estas cualidades hacen que el uso del CCTV haya crecido extraordinariamente en estos últimos años.

Útil en la aclaración de fraudes, importante en la disminución de pérdidas, vigilancia local y remota, es disuasivo y preventivo, útil en aclaraciones e investigaciones, pudiendo observar imágenes grabadas de sucesos ya ocurridos.

 

Los modelos de las cámaras son tan variados como las necesidades lo requieran. Por ejemplo: cámaras con movimiento, cámaras de seguridad, cámaras ip, cámaras para exterior, cámaras infrarrojas para visión nocturna, cámaras tipo domo, cámaras inalámbricas, etc. cámaras con salida de alarma, cámaras ocultas, cámaras con zoom.



Aplicaciones  para CCTV

 

- Vigilancia del comportamiento de empleados.

- Monitoreo del tráfico en un puente.

- Monitoreo de procesos industriales y comercio

- Análisis facial para identificación de criminales en áreas públicas.

- Vigilancia en condiciones de absoluta oscuridad, utilizando luz infrarroja.

- Vigilancia en vehículos de transporte público.

- Vigilancia en áreas claves, en negocios, tiendas, hoteles, casinos

- Vigilancia de los niños en el hogar, en la escuela, parques, guarderías.

- Vigilancia de estacionamientos, incluyendo las placas del vehículo.

- Vigilancia de puntos de revisión, de vehículos o de personas.

 



 

Galería de imágenes